Cómo abrir un negocio en Portugal

Abrir un negocio en Portugal no es tan difìcil como parece: es cierto que hay varios trámites burocráticos para llevar a cabo, pero una persona sin residencia puede abrir su local en Portugal sin problemas. Para esto, hay 2 cosas fundamentales que tenés que lograr: encontrar un buen local y manejar tus impuestos. En este artículo, queremos contarte detalladamente cómo abrir un negocio en Portugal. 

Desde los pasos necesarios para encontrar un local hasta las habilitaciones de la Cámara Municipal, te dejamos toda la info.

Buscar la loja

El primer paso es encontrar un local (aquí llamado “loja”) que cuente con los requisitos que necesitas. Una vez que lo hayas encontrado, tenés que verificar que tenga las habilitaciones correspondientes y luego firmar un contrato de alquiler o un trespasse. Sin eso, no se puede iniciar ningún trámite.

Dónde buscar un local en Portugal

Las páginas como Idealista o Imovirtual tienen locales comerciales además de casas, por ejemplo. 

cómo abrir un negocio en Portugal

En estas páginas, podés filtrar por ubicación, precio y otros criterios. Muchos lugares también no aparecen online, sino que ponen carteles de “se alquila” y recorriendo la zona que te interese, podés encontrarlos. 

Entender cómo funcionan los contratos

Una vez que encontraste el local que te interesa, hay que negociar el contrato de alquiler (muy similares a los contratos que se hacen para habitación). El contrato escrito debe tener al menos tres copias: para el dueño del negocio, para el arrendador y para la oficina de impuestos (que será entregada por el arrendador).

Licencia de uso

La licencia de uso obtenida por el arrendador es necesaria para celebrar el contrato. Esto sirve para certificar el propósito al que está destinado el inmueble y confirmar que es apto y capaz, por ejemplo, para alojar un café, un restaurante o una peluquería, entre otros negocios. Esta licencia la expide la Junta de Freguesía tras una inspección del edificio y tiene que haber sido expedida menos de 8 años antes de la firma del contrato. Si bien podés pedirla vos mismo luego de alquilar, no son rápidas ni fáciles de obtener. 

¿Qué habilitaciones existen?

Las habilitaciones dependen mucho de qué tipo de loja querés abrir, pero en general existen estas:

  • Autorização de utilização que otorga la Cámara Municipal. Por ejemplo, si querés abrir un restaurante, ese lugar necesita un autorización para funcionar como tal.
  • Segurança Contra Incêndio em Edifícios y los matafuegos.
  • Acessibilidad para personas con movilidad reducida, para locales con más de 150 mt2
  • Licencias para ocupación de espacio público, si el local va a tener un mesas afuera, por ejemplo. Se debe tramitar en la Junta de Freguesia.
  • Licencias para música, si vas a querer pasar música o videos en tu local.

Es MUY importante que te familiarices con las habilitaciones que necesita el local que querés poner o que hables con un contador/especialista que te ayude a analizar eso. Un local sin habilitaciones puede convertirse en una pesadilla.

Duración del contrato

Las partes son libres de fijar la duración del contrato, pero en caso de no decir nada, se considera celebrado por un plazo de 5 años. Para redactar un contrato de arrendamiento comercial se requieren los siguientes documentos:

  • Documento de identificación, como título de residencia o pasaporte;
  • Certificado catastral del contenido de la descripción y de todas las inscripciones vigentes (debe tenerlo el dueño);
  • Libreta de propiedad o certificado del contenido del artículo matriz y del valor del activo, emitido y actualizado por Finanzas;
  • Licencia de uso.

Elementos del contrato

El contrato debe incluir:

  • Identidad de las partes;
  • Identificación y ubicación del local arrendado;
  • Cantidad de ingresos;
  • Fecha de celebración del contrato;
  • Referencia a la existencia de una licencia de uso o a un documento que acredite que fue solicitada;
  • Duración del contrato;
  • Renovación y rescisión (si el contrato tiene una duración limitada, la renovación es automática);
  • Obras (en su caso, quién será el responsable);
  • Garantía (posible exigencia del arrendador que exige el nombramiento de un fiador).

En este link podés encontrar un ejemplo.

¿Qué es un trespasse?

En el caso de los locales gastronómicos, lo más común es hacer un trespasse. Esto es un negocio que ya está funcionando más todos los elementos que contenga el local (mesas, sillas, elementos de cocina, etc). Incluso se pueden hacer trespasses de negocios con empleados incluidos.

Antes de firmar el contrato, hay que comprender si existen deudas porque, tras la transferencia, quedarán esas deudas a tu nombre por más que sean del propietario anterior. A veces el trespasse sólo incluye el negocio y no el local físico (y por lo tanto vas a tener que seguir pagando alquiler).

Trámites en la Cámara Municipal

Una vez que tenés firmado el contrato de alquiler, llega el momento de hacer los trámites de habilitación en la Cámara Municipal. La idea sería que ya alquiles un local que esté habilitado para lo que quieras hacer o los permisos pueden demorar meses. Por ejemplo, si querés poner un restaurante, sería muy conveniente que el local que estás por alquilar ya esté habilitado para ese propósito.

¿Qué documentos y datos vas a necesitar llevar a la Cámara? 

– Tarjeta de residencia, ciudadano o MI. 

NIF

• Fecha de apertura de tu negocio;

• Dirección del establecimiento;

• Código CAE relativo a la actividad;

• Información sobre la capacidad del establecimiento;

• Información sobre el número de personas trabajando.

Además de los trámites del local físico, vas a tener que ocuparte de la parte contable y entender qué impuestos tenés que pagar por tu local. Aquí es donde un buen contador se vuelve indispensable para ayudarte. 

En este video, te contamos la experiencia de una emprendedora: 

¿Tengo que tener residencia para abrir un negocio en Portugal? 

No hace falta tener residencia para abrir un negocio en Portugal como extranjero. Incluso como turista se puede abrir un local. Lo que sí tenés que tener en cuenta es que, para abrir actividad sin residencia, vas a necesitar la ayuda de un representante fiscal de IVA. 

¿Tengo que abrir empresa para tener un local en Portugal? 

¡No necesariamente! Lo primero a entender a la hora de vender productos es que no necesariamente hay que abrir una empresa, sino que podés registrate como trabajador independiente (sobre todo, si vas a empezar a trabajar vos solo en el local).

Por ejemplo, si se espera facturar 500 euros por mes, es posible que sea mejor abrir actividad  (porque al ganar menos del mínimo de existencia, no se pagaría IRS y hay un año de exención de Segurança Social).

Al abrir empresa, hay otros beneficios, como una tasa fija de IRC del 15%, pero hay que pagar otros impuestos y hay que tener sí o sí algo llamado contabilidad organizada. Esta no es nada barata (arranca en 150 euros por mes), porque necesitas un contabilista certificado. 

Si no estás seguro de cuál de estos sistemas es mejor para vos, consultá con un profesional que te pueda asesorar para maximizar las ganancias de tu negocio. Algunos organismos que pueden ser de ayuda incluyen:

¡Comparte este artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *